Unetetu

El mundo visto a través de mi lente

julio, 2016

Cómo fotografiar la comida

By on julio 15, 2016

Las redes sociales han enaltecido el gusto por la comida; es decir, por disfrutar viendo fotografías de comida, por lo que sin duda está más presente que nunca aquello de “comer con los ojos”. Y a la par que ver, nos gusta mostrar a nuestros amigos virtuales esos platos de los que disfrutamos tanto en un buen restaurante como en casa, por aquello de revelarnos estupendos cocineros. Sin embargo, en muchas ocasiones nos olvidamos de que esa imagen de nuestra receta la expresamos a través de una fotografía, y de que según como salga esa fotografía el resultado será mejor o peor, amén de ciertas técnicas que nos permiten darles un plus a la imagen, por ello… ¿qué menos que contar con algunos trucos con los que incluso mejorar nuestros platos? A continuación, algunos de ellos:

CUIDADO CON EL FONDO

Por dos motivos: el primero porque la protagonista es la comida, por lo que es importante que no haya nada que desvíe de atención, y el segundo porque ciertos elementos están fuera de lugar, e incluso pueden desmejorar la imagen. ¿Alguien necesita saber cómo es el mantel de tu casa? No, así como de otros objetos que no deben aparecer en la imagen, por lo que no añadas distracciones y céntrate en la comida en sí.

CIERRA EL PLANO

Aparte de por el motivo anterior, cerrar el plano nos permitirá transmitir una sensación de cercanía, de que el plato está tan cerca que hasta podemos imaginar su olor y su sabor. Además, si consigues desenfocar el fondo mejor que mejor, pues no habrá más protagonista que la comida.

TEN EN CUENTA LOS DIFERENTES ÁNGULOS

Es decir, busca el perfil bueno del plato, así de simple. Al igual que las personas, la comida tiene lados peores o mejores, así que no te limites a sacar la foto inmediatamente e investiga sus diferentes ángulos (también de la foto: desde arriba, más abajo, etc.) hasta conseguir su lado más favorecido.

BUENA ILUMINACIÓN

Una buena iluminación, preferentemente natural, es imprescindible para captar los detalles y colores del plato, así que asegúrate de que tienes la luz suficiente antes de comenzar a disparar fotos. Puedes conseguir una buena imagen con luz artificial, pero te será más difícil encontrar la perfecta y sin duda el resultado no será tan bueno.

JUEGA CON LA PERSPECTIVA Y LA COMPOSICIÓN

Lo habitual es levantarse y hacer una fotografía desde arriba; sin embargo, el plano cenital anula los volúmenes y la imagen queda plana, por lo que apenas se distingue nada del plato. Para evitarlo, lo mejor es disparar a la altura del plato, ya que la imagen resultante será más cercana y realista.