Unetetu

El mundo visto a través de mi lente

5 consejos para contratar a un fotógrafo

By on Junio 7, 2016

Son muchos los eventos que tienen lugar a lo largo de nuestra vida: bautizos, comuniones, bodas, graduaciones, fiestas de cumpleaños, ser papás o por simples ganas de tener unas bonitas fotos que queden para la posteridad; y para ello necesitarás contratar a un buen fotógrafo que se encargue de captar en algunas imágenes todo lo que ocurre durante ese día especial. Sin embargo, es muy importante pararse el tiempo suficiente para encontrar al fotógrafo adecuado que sea capaz de inmortalizar ese día tan feliz con los tuyos, pues dependiendo de sus servicios, sus habilidades y su profesionalidad convendrá contratar a uno u otro. Para ello, a continuación cinco consejos a la hora de contratar a un fotógrafo:

BUSCA UN MÍNIMO DE TRES PRESUPUESTOS

Este es el primer paso a la hora de encontrar al fotógrafo perfecto, pues solo así conocerás los precios reales del mercado y cuál es la media aceptable para según qué servicios, o si un fotógrafo cobra más porque ofrece un servicio especial, o si otro cobra menos porque su experiencia es menor (aunque su trabajo sea bueno). A partir de ahí, sabiendo que no hay trucos en el presupuesto, podrás moverte en una media de calidad-precio.

ENTREVISTAS PERSONALES

La comunicación a la hora de llegar a un acuerdo es la mejor manera de obtener lo que se necesita, pues mediante una reunión el fotógrafo podrá enseñarte sus trabajos, ambos podréis valorar el trabajo a realizar, si el fotógrafo puede encargarse de él, así como establecer todos los puntos a tener en cuenta: precio, resultados, horario, etc. Un punto clave es pedirle referencias de otras personas que hayan quedado satisfechas con su trabajo.

CALIDAD DEL TRABAJO

Un fotógrafo no es una persona con una buena cámara disparando sin parar durante todo el evento, sino un profesional que conoce la técnica y que tiene buen gusto a la hora de hacer fotografías, además de saber adaptarse a los requerimientos del cliente. Vaya, una palabra: profesionalidad. Por ello, fíjate en los detalles de las fotos y asegúrate de que la luminosidad, la definición y los encuadres son los adecuados. Además, no te olvides de preguntar por los formatos en los que recibirás las fotografías (reveladas, CD, pendrive, etc.).

PRECISIÓN EN LOS DETALLES

No los detalles de las fotografías, pues eso ya lo hemos analizado en la calidad del trabajo, sino los referentes al evento y a lo que debe cumplir el fotógrafo: lugar, hora, horario de trabajo, número mínimo de fotos, retoques, etc. No dejes ningún cabo suelto, pues la única manera de obtener lo que desees es expresándolo, ya que el fotógrafo no puede adivinar lo que cada cliente exige.

CONTRATO

Un pequeño contrato donde se especifiquen al detalle todos los elementos a tener en cuenta, tanto referentes al evento como al trabajo creativo, facilita el negocio a ambas partes, pues todo queda claro y no da lugar a equívocos que pongan en riesgo lo acordado.